¿Qué hábitos impulsan la innovación en las empresas?

La importancia de los hábitos.

Las personas tienen hábitos.

Hábitos y costumbres en relación a la alimentación, comportamiento social, actividad física, descanso, familia, etc.

Las organizaciones son el resultado de una serie de hábitos y tendencias protagonizadas por sus equipos directivos y personal.

Las empresas innovadoras no lo son por casualidad.

Eat, Sleep, Innovate

Eat, Sleep, Innovate

Tienen hábitos. Los ponen en práctica de manera continua  y se han beneficiado de esos hábitos. ¿Cuáles son esos hábitos?

En el libro Eat, Sleep and Innovative. How to make creativity an everyday habit inside your organization de Scott D. Anthony y otros autores nos recuerdan que son 5 los hábitos que impulsan, forjan y asientan la innovación dentro de las organizaciones.

Curiosidad

  • Mantener constantemente la mente abierta, preguntándose ¿Y sí..?, ¿Cómo se podría…?
  • Evitar cerrarse a las ideas a través de expresiones del tipo: «así es como hacemos las cosas aquíi» . Seguro que puedes identificar otras muchas expresiones que frenan la innovación.
  • Adoptar una mentalidad orientada a la resolución de problemas más que a la identificación de fallos.
  • Estar perpetuamente obsesionado y paranoico sobre el futuro. ¿Cuáles serán las tendencias? ¿Qué tecnologías se implementarán? ¿Cómo evolucionará tal cuestión para tal mercado?. Explorar escenarios de futuro.

Obsesión por el cliente

Colaboración

  • Generar equipos multifuncionales y diversos que aporten diferentes puntos de vista y experiencias de diferentes procedencias.
  • Explorar e identificar estímulos externos que puedan ser adaptados. Pueden proceder de la competencia. Pero también es interesante explorar en sitios inesperados o en otros sectores diferentes al tuyo. La naturaleza, el deporte, el ocio, las tendencias sociales, las diferencias entre países o entre grupos de personas son potenciales fuentes de inspiración. ¡ Existen muchos sitios dónde inspirarse !
  • Impulsar las metas colectivas versus los logros individuales.
  • Promover que el respeto entre las personas conviva con la franqueza y la transparencia.

Adaptación a la ambigüedad

  • No siempre tenemos las respuestas para todo, así que las suposiciones son un buen punto de partida.

    thngocbich

    thngocbich

  • Promover que los equipos se pregunten constantemente ¿Cómo podemos aprender más?.
  • Diseñar experimentos que permitan a los equipos aprender más sobre los supuestos que son críticos.
  • El fracaso forma parte del proceso. Identificar y recoger los aprendizajes que se generan en cada fracaso.

Empoderamiento

  • Impulsar y alentar a los equipos hacia la acción. Quizás sea mejor perdón que pedir permiso.
  • Generar una narrativa orientada sobre el valor que tienen todos los esfuerzos en innovar.
  • Hablar claro cuando algo no está funcionando.
  • Adoptar una mentalidad de crecimiento que identifica posibilidades y no una mentalidad limitante solo se fija en las limitaciones.

¿Identificas estos hábitos en tu empresa, en colegas, en la competencia o en otros profesionales?. Posiblemente ahora tendrás otra mirada para identificar personas y empresas innovadoras.

¿Cómo desarrollar estos hábitos? ¿Cuáles son los que tenemos interiorizados en mayor o menor medida?. En muchas ocasiones un taller de Lego® Serious Play® contribuye a realizar este análisis. Son conversaciones complejas que requieren identificar cómo construirlas de un modo interactivo y diferente.

Comparte

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.