El vértigo tecnosocial

Llegó un momento en que entendimos que el mundo cambiaría: cualquier ciudadano podría conectarse desde su hogar o desde su puesto de trabajo a una vasta red de información general. Y nos quedamos cortos.    Seguir leyendo…      Adolf Beltrán.

Post relacionados en la Servilleta:

Comparte

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *