¿Cómo desarrollar la creatividad en el aula?

Creatividad en el aula. Se habla tanto… ¿cuánto se hace?

 

Durante varios días han caído en mis manos varios artículos relacionados con la importancia de desarrollar e implementar la creatividad en el aula. ¿Cómo fomentarla? ¿Qué se quiere decir al hablar de creatividad en el entorno educativo? ¿Qué papel juegan las TIC en el desarrollo de la creatividad? ¿Cómo pueden los profesores potenciar la creatividad en el aula?

Algunos artículos en los que me fijé, fueron éstos: Uno de Neelie Kroes, Vicepresidente de la Comisión Europea, éste de Richard Gerver o éste de Cristobal Cobo Apertura Radical: de la Innovación Instrumental a la Cultural.   Y éste último, del que hago una traducción libre: Creativity in the 21st Century Classroom

 

Creatividad en la educación

Queremos que nuestros niños desarrollen la alfabetización básica y habilidades numéricas. Queremos que desarrollen una amplia base de conocimientos en las ciencias y las artes. Queremos que desarrollen la capacidad de análisis y buen juicio. Queremos que ellos desarrollen  habilidades sociales y físicas. Y  también queremos que tengan las habilidades creativas.

Cuando las escuelas fueron llamadas a la acción en la Unión Europea “El año de la creatividad” muchas centraron su actividad en pintar cuadros, música y programas de teatro. Por supuesto, las artes plásticas y creativas desarrollan la creatividad. Pero,¿ no es una pena limitar la creatividad de nuestros jóvenes sólo a este ámbito?. Ha llegado el momento de ampliar en las escuelas  y en el sistema educativo el ámbito de la creatividad.

Los investigadores han establecido desde hace mucho tiempo que las competencias creativas se pueden enseñar y aprender. Ahora estamos viviendo en tiempos donde cada vez más personas están reconociendo el inmenso valor de la creatividad en el trabajo y en la vida. En el proceso de integración de la creatividad en la educación, en la práctica, los educadores se enfrentan a una serie de retos clave:

¿Cómo podemos enseñar nuestra asignatura de manera más creativa?

Los maestros están llamados a ir más allá de la docencia clásica. Examinar el modo de idear nuevas formas de enseñanza, utilizando herramientas que son diferentes de las que ellos mismos experimentaron en su propio aprendizaje formal.

¿Cómo podemos enseñar de un modo creativo?

Las metodologías creativas nos ofrecen desafíos y retos que tienen muchas soluciones (como la mayoría de problemas de la vida real). Nos permiten ayudar a definir los problemas de nuevas maneras e inventar soluciones imaginativas para resolverlas. Solución Creativa de Problemas, Seis Sombreros para Pensar, TRIZ, Synectics son sólo algunos de los métodos disponibles en la actualidad. Las escuelas deben considerar formalmente la enseñanza de este tipo de programas y, al mismo tiempo, promover la colaboración en equipo e incluso hacerlo en asociación con empresas, organismos públicos, las comunidades, las organizaciones no gubernamentales para ayudar a resolver problemas del mundo real. Este contexto tiene que formar parte del desarrollo de la creatividad en el aula.

¿Cómo podemos desarrollar las habilidades creativas de nuestros estudiantes?

Aunque es necesario ser más precisos en la definición y medición de las competencias creativas, sabemos que es posible y deseable para mejorar las habilidades creativas de los jóvenes ámbitos y aspectos como: la fluidez, flexibilidad, asociación, síntesis, así como sus habilidades de evaluación crítica. Las habilidades creativas posiblemente se desarrollen mejor en tandem con metodologías de solución creativa de problemas.

¿Cómo podemos hacer que nuestras escuelas sean más creativos?

Ahora sabemos lo suficiente acerca de las estructuras organizativas y culturales de la innovación. Es hora de promover conscientemente la innovación mediante el fomento de sistemas y entornos que favorecen la creatividad. Un buen lugar para comenzar es movilizar a los docentes para plantear de manera creativa los retos específicos de su escuela, además de enseñar creativamente su propia asignatura.

¿Cómo podemos hacer que nuestro sistema educativo más creativo?

Si bien hay muchos desafíos respecto a cómo formalizar el modo de  enseñar las materias escolares de forma creativa, así como en la enseñanza de la creatividad en sí misma (métodos y técnicas), dicha formalización debería ser prioritaria en la agenda de cualquier institución educativa- escuela, comunidad, región, estado o país.

¿Qué nos detiene?

Todo el mundo puede hacer una larga lista de asesinos de la creatividad – la aversión al riesgo, el miedo al fracaso, la falta de indicadores precisos, los intereses creados en el statu quo, inadecuadas estructuras organizativas y más. A veces, una reacción a lo que parece como un desafío a la imagen del profesor como único portador de la sabiduría. Dado que la creatividad requiere de largos momentos de pensamiento crítico, los maestros que han sido capacitados (y se espera) para juzgar, hay que acostumbrarse a aplazar el juicio hasta el momento para esos momentos de razonamiento crítico. No siempre es fácil.

Después de generaciones de aprendizaje por memorización, el pensamiento crítico, que aporta la creatividad a las escuelas no será una tarea fácil. Requerirá cambios significativos en las mentalidades y actitudes. Changemakers Educación necesitarán inspiración y mucho coraje para seguir adelante en la creatividad.

Este post está basado en una traducción “libre de Creativity in the 21st Century Classroom

Otros post relacionados en la servilleta

Comparte

    Tags: , ,

    No comments yet.

    Deja un comentario